martes, 18 de octubre de 2016

Detenidos en Épila ocho rumanos por robar en camiones en marcha

Los sospechosos saltaban a la caja desde un coche y extraían la mercancía.Otros dos miembros de la banda fueron arrestados en Valencia.

La Guardia Civil ha detenido a diez personas de nacionalidad rumana --ocho en Épila y dos en Alzira (Valencia)-- que constituían un grupo de delincuentes muy activo dedicado a asaltar camiones en marcha por la noche y robarles su mercancía, parte de la cual se ha recuperado.
Los investigadores imputan a los detenidos más de 50 robos de este tipo, cometidos en las carreteras nacionales a su paso por las provincias de Zaragoza, Teruel, Valencia, Cuenca, La Rioja, Albacete, Alicante, Madrid, Córdoba, Jaén, Guadalajara y Soria.
Los delincuentes se desplazaban por la noche en dos o tres vehículos por las principales carreteras nacionales y seleccionaban en ruta algún camión para cometer su fechoría. Después, uno o dos vehículos se situaban delante de él, disminuían la velocidad y obligaban al camionero a reducir la suya.
TÁCTICA Instantes después, otro de los vehículos se acercaba con las luces apagadas por la parte trasera del camión y uno de sus ocupantes aprovechaba esta circunstancia para saltar en marcha y sujetarse a los portones traseros con la ayuda de arneses.
Mientras el resto de vehículos desaparecía de la vista del camionero, el delincuente que estaba sujeto al camión, valiéndose de sierras radiales y otros útiles, forzaba los sistemas de seguridad del portón trasero y entraba a la caja, donde seleccionaba el material que luego robaba, sobre todo artículos de informática, telefonía móvil y perfumes.
Después, el asaltante llamaba con el móvil a sus cómplices, que volvían a situar uno o dos vehículos a baja velocidad delante del camión para obligarle a reducir la marcha, mientras que otro vehículo con techo solar se situaba detrás y recogía la mercancía que le lanzaba su compinche.
A continuación, los delincuentes regresaban a sus domicilios, desde donde vendían la mercancía a receptadores o la trasladaban a su país en los frecuentes desplazamientos que realizaban.
Durante la operación se hizo un registro en una vivienda de Épila donde residían desde el verano ocho de los detenidos con sus familias. Ese mismo día alguno de los detenidos pensaba trasladar el material sustraído a su país y los agentes hallaron embalados los objetos robados.
La operación se inició en septiembre a raíz de las denuncias de diversas empresas de transporte por la sustracción de material del interior de sus camiones.
Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario