lunes, 27 de julio de 2015

Dos nuevos parkings quieren rentabilizar el auge de las caravanas en Bizkaia


  • Getxo y Orduña contarán próximamente con áreas exclusivas para estos alojamientos rodantes. El territorio tiene ya 148 plazas de este tipo



  • Una familia disfrutaba ayer en Sopela sentada junto a su autocaravana en el nuevo parking.

    Los alojamientos no convencionales son cada vez más demandados por los turistas que visitan tierras vascas. Las autocaravanas, los albergues, los hostels y las residencias elevan anualmente un 25% las cifras del turismo en el territorio, según aseguran fuentes del Departamento de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación.
    Los parkings para autocaravanas son una de las principales demandas de los viajeros. La última inauguración de una de estas instalaciones tuvo lugar el pasado 1 de junio en Sopela. Se trata de un aparcamiento de 24 plazas ubicado en la zona de Urko, junto al polideportivo de Ugeraga. «Desde su apertura se han vendido 143 ‘jetons’, unas monedas específicas para el uso de luz y agua en el lugar», indican desde el área de Turismo del Ayuntamiento del municipio costero. Allí se puede estacionar una autocaravana un máximo de 48 horas. En cuanto al precio, 12 horas de luz cuestan un euro y 120 litros de agua suponen idéntico desembolso. «Al existir el parking, evidentemente se ha incrementado el número de viajeros que llegan en autocaravanas a visitar las playas y los montes del municipio», detallan.
    Aunque estas casas rodantes pueden estacionar en cualquier plaza de Bizkaia, el hecho de tener un parking fuera del casco urbano favorece tanto a los autocaravanistas como a los vecinos, quienes se quejaban de constantes jaleos. Además de Sopela, los ayuntamientos de Orduña y Getxo han puesto la lupa recientemente sobre este sector. Una veintena de este tipo de vehículos podría aparcar desde el siguiente verano en los alrededores de la futura estación de metro de Ibarbengoa, donde está previsto acondicionar un estacionamiento disuasorio para los usuarios del suburbano. El ayuntamiento getxotarra concedió la licencia provisional a un privado para habilitar estas instalaciones, con el fin de aliviar el déficit de espacios del que se quejan muchos viajeros.
    También Orduña tendrá próximamente un nuevo emplazamiento para estas casas rodantes. Abrirá sus puertas junto a la plaza de toros. La iniciativa empresarial Wegoaz Orduña Camping Car Site será la encargada de su gestión. Y, en Elorrio, aún no ha cristalizado un proyecto que fue anunciado en 2013. «La anterior administración no aprobó partida para ello», asegura Idoia Buruaga, alcaldesa del municipio del duranguesado, que se muestra a favor de la iniciativa.
    El primero, en Bilbao

    Pero la preocupación por atender este tipo de turismo no es nueva. Bilbao creó el primer área específica en 2009. Son 72 plazas las que pueden utilizar los propietarios de autocaravanas en Kobetamendi. En 2011, Lekeitio puso 15 parcelas en el mercado. Desde el 2014, el municipio de Lanestosa, a pesar de ser el más pequeño de la provincia, cuenta con 27 espacios para aparcar. Bermeo también posee el suyo, con capacidad para 10 vehículos.
    Pedro Jiménez, presidente del Club Vasco de Autocaravanas Sorbeltz, insiste en que se debe atender, «como Dios manda», a estos viajeros, que contribuyen a mejorar la economía local. «Este tipo de turismo es rentable porque no requiere gran infraestructura. Dos personas se pueden gastar entre 50 y 71 euros al día en un pueblo que visiten».

    Fuente:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario