domingo, 7 de febrero de 2016

[Palencia] Alrededor de 200 furgocamperos extendieron su forma de vida en Torquemada

‘Mi furgo es mi casa y el mundo es mi jardín’

LUIS ANTONIO CURIEL | TORQUEMADA - 3 febrero 2016

Torquemada acogió durante el fin de semana su primera concentración de ‘furgocamperos’, con gran éxito de participación. Alrededor de doscientas personas, llegadas en unas setenta furgonetas ‘camper’, se dieron cita en la localidad cerrateña, donde disfrutaron de un animado programa durante todo el fin de semana. Los participantes llegaron de distintos puntos de la geografía española, como Castilla y León, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Principado de Asturias, Galicia, Madrid, Castilla La Mancha, Murcia y Valencia.

El viernes tuvo lugar la acogida de todos los ‘furgocamperos’, que recibieron un detalle conmemorativo –un cuello polar con el logotipo creado para el evento. A continuación, degustaron una barbacoa con productos cerrateños, prolongando la velada hasta altas horas de la madrugada. El sábado fue una jornada para disfrutar del arte, la historia y gastronomía de Torquemada, con visitas al Taller de Organería Acítores, la iglesia parroquial de Santa Eulalia, el puente de veinticinco ojos del siglo XVI, el santuario de Valdesalce, el antiguo molino, la casa del poeta José Zorrilla y los distintos establecimientos y empresas locales.

Los ‘furgocamperos’ disfrutaron de una gran paella, de la que repartieron doscientas raciones en el silo, edificio que el Ayuntamiento pretende convertir en centro sociocultural. Además, tuvieron la oportunidad de degustar y adquirir diversos productos típicos de la localidad, como los afamados pimientos y otras hortalizas, los quesos, vinos y distintos dulces y panes, que hicieron las delicias de todos los asistentes. Otra de las visitas gastronómicas obligada fue la ruta por los distintos bares de la localidad.

Esta primera concentración ha contado con la colaboración del Ayuntamiento y de las distintas empresas y establecimientos de la localidad. El programa, organizado por el palentino Carmelo Ruiz Miguel, finalizó el domingo con la visita al barrio de bodegas, que recientemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Allí tuvieron la oportunidad de probar algunos caldos y conocer un poco más la arquitectura tradicional de la localidad. También compartieron una degustación de sardinas en la pradera de Valdesalce.

Al igual que los autocaravanistas, los ‘furgocamperos’ llevan su vivienda en las furgonetas, que bien compran equipadas o que van equipando según sus gustos y necesidades. Desde 2003, cuentan con un foro que les permite comunicarse y compartir experiencias, además de ser un punto de encuentro para todos los amantes de este estilo de vida. Un portal que reúne a miles de personas y que hace posible que puedan participar en las distintas concentraciones que se realizan durante el año por España y otros países de la Unión Europea. Por este motivo, Carmelo Ruiz, promotor de la concentración realizada en Torquemada –que durante los pasados cinco años se llevó a cabo en Monzón de Campos–, insiste en la importancia de promover este tipo de eventos para dinamizar la vida de los pueblos, especialmente en los meses de invierno y que, además, son un medio para que la gente conozca más a fondo este estilo de vida. De hecho, son numerosos los vecinos que se han interesado por los ‘furgocamperos’ y que, además, se han acercado a ver sus vehículos, que son su vivienda durante largas temporadas.

Normalmente, los ‘furgocamperos’ hacen más vida en la calle, con la sociedad, pues en general los espacios son más reducidos que las autocaravanas. Por eso, suelen conectar muy bien entre ellos y con la gente de los pueblos o ciudades donde se concentran. Es el caso de Torquemada, donde han sido acogidos con expectación y mucho cariño, lo que augura una nueva edición para el próximo año. ‘Mi furgo es mi casa y el mundo es mi jardín’, es una de las frases con las que los asistentes explicaron su estilo de vida a los torquemadenses.

Torquemada cuenta con el área de servicios para autocaravanas Santa Cruz desde 2014, denominando así por su proximidad con la Ermita románica de Santa Cruz. Un espacio señalado con capacidad para veinte vehículos y que está dotado de un sistema para la evacuación de aguas grises y negras, además de contar con un punto de agua limpia. Esta área se complementa con una zona ajardinada perfecta para el ocio y el descanso. En esta ocasión, dado el elevado número de ‘furgos’, se instalaron en la era situada junto al silo.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario