viernes, 14 de julio de 2017

Las áreas de autocaravanas pisan fuerte en O Salnés y Pontevedra

Los usuarios valoran muy positivamente el espacio que Vilagarcía estrenó este año

MARINA SANTALO

MARINA SANTALÓ VILAGARCÍA / LA VOZ 14/07/2017

«Las comparaciones son odiosas». Lo dice el sabio refranero popular. Y, aunque no le falta razón, hay ocasiones en las que establecer una relación directa entre el aspecto que nos interesa y otros similares es la mejor forma de poner en valor un servicio. «Hay muchas más áreas para autocaravanas en Galicia que en Andalucía», señalan desde Fexdega Reme Castillo y Marcelo López. Saben bien de lo que hablan. Estos granadinos, que pertenecen a la asociación de autocaravanistas andaluces, señalan que en su ciudad «no tiene ninguna área». Están recorriendo O Salnés y se muestran encantados con el espacio que se estrenó en Vilagarcía este año. Es primera hora y aprovechan para darle un manguerazo a su hogar sobre ruedas.

 El suministro de agua potable y el servicio de recogida de aguas negras y grises también les parece fundamental. El crecimiento de un 52 % en las ventas de autocaravanas desde el 2015 al año pasado, muestra un tipo de turismo que crece a pasos agigantados. Y, un turismo que lleva tras de si un trabajo de información: «visitamos distintas páginas y nos pusimos en contacto con la asociación galega de autocaravanas», explican los granadinos.

 Una información muy útil de cara a elegir los lugares en los que quedarse. Si Vilagarcía les ha convencido, la de Pontevedra es la mejor área en la que han estado por el momento. Tiene los mismos servicios, veinte plazas y un límite de 72 horas muy bien acogido. Con estas buenas críticas coinciden Juan Carlos Quevedo y Conchi Sánchez, de Gran Canaria, que están realizando una ruta por las Rías Baixas de una semana. A las buena valoración sobre el área de Pontevedra, suman la del cámping de Portonovo. Hablan desde A Illa, donde sale a relucir uno de los principales inconvenientes que pueden encontrase y que se produce en este municipio: la limitación de la estancia a 24 horas.

 Ambas parejas coinciden: El mínimo debería ser el doble. «En el invierno son bienvenidas, pero al llegar el verano las autocaravanas sobran», señala Juan C. Quevedo. A las buena opinión de las áreas de Vilagarcía y Pontevedra, le suman una muy buena impresión de las Rías Baixas. Quevedo y Sánchez, que visitan la zona por quinta vez, hacen sus recomendaciones: Pontevedra, Combarro, A Illa, Cambados, O Grove y sus playas son las paradas que consideran imprescindibles. Entre las experiencias que acumulan a sus espaldas, están la visita a una bodega y una excursión a las bateas. Si hay donde quedarse, seguirán volviendo. Y, consumiendo.

«Nos sentimos bien en Galicia, no pidan la independencia», bromean Juan C. Quevedo y Conchi Sánchez. Se muestran encantados con las áreas por las que pasaron, pero lamentan que A Illa no ofrezca ningún servicio y marque una limitación de 24 horas para quedarse. Sitúan a Pontevedra como el área que más les ha gustado. Vilagarcía está en segundo lugar. «No somos millonarios, pero hemos comido alguna mariscada», afirman Rosa Castillo y Marcelo López para romper con el tópico de que el suyo es un turismo que no deja dinero.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario