domingo, 16 de julio de 2017

Las autocaravanas quieren ver el mar

Mientras el área pública de A Malata languidece sin apenas visitantes, las zonas de aparcamiento de las playas se llenan de turistas que van con la casa a cuestas

BEATRIZ ANTÓN - FERROL 16/07/2017 

De los 313 concellos que hay en Galicia, un total de 76 disponen de áreas de servicio de gestión municipal para autocaravanas. Ferrol se encuentra entre esas 76 localidades afortunadas, pero, en pleno verano, el recinto que da cobijo en A Malata a los turistas que viajan con la casa a cuestas parece un páramo de asfalto sin apenas actividad. Sin ir más lejos, el pasado jueves por la mañana solo una autocaravana ocupaba una de sus 17 plazas (dos de ellas para minusválidos), mientras que, ese mismo día y a la misma hora, al menos una decena de ese tipo de vehículos veían amanecer desde el aparcamiento de Doniños.

El ferrolano Paco Pena, ex presidente de la Asociación Galega de Autocaravanas (AGA) y gran conocedor de la situación de este tipo de turismo en Galicia, achaca la escasa actividad del área de A Malata a su situación: «Aunque es grande y de fácil acceso, tiene un problema y es que está lejos de las playas, y aún estando en zona urbana, también está a desmano del centro de la ciudad, por lo que tampoco ofrece el atractivo de poder ir a pie a la zona de comercios y restaurantes».

Por eso a Pena no le extraña que los visitantes que llegan a Ferrol a bordo de una autocaravana ponga rumbo a los aparcamientos de las playas, a pesar de que allí no disponen de servicios como la recogida de aguas grises y residuales. Y aunque en algunos casos, como en Doniños, tengan miedo a ser multados, a pesar de que, como recuerda Pena y confirman desde la Policía Local, las autocaravanas están consideradas como vehículos y, como tales, pueden pernoctar en las áreas de aparcamiento siempre y cuando no desplieguen elementos y no ocupen más de una plaza si están estacionadas en batería.

En el caso de Doniños, la culpa de ese temor a ser sancionados la tiene una señal clavada en los servicios públicos y en la que se indica que está prohibida la pernocta de autocaravanas. «Hace ya un año el Concello y la Policía Local se comprometieron a eliminar todas esas señales de Doniños. Puede que no se hayan dado cuenta de que todavía queda esa por retirar, pero, en cualquier caso, esperamos que se subsane el error para no dar lugar a equívocos», anota Paco Pena.

Mayor potencial

Aunque son conscientes de que su presencia en los aparcamientos de los arenales a veces provoca críticas entre los «autóctonos», Alexia y Javi, una pareja de Pamplona que viaja en furgoneta y que esta semana hicieron parada en Doniños, defienden su derecho a hacerlo. «Somos respetuosos y siempre dejamos todo limpio, tal y como lo encontramos», dice ella. Esa misma opinión la comparten Samuel y Javier, dos asturianos que estos días también aparcaron su autocarava en Outeiro en busca de buenas olas para surfear. «La gente debería darse cuenta de que, más que un incordio, este tipo de turismo es una fuente de ingresos, porque, anque se diga lo contrario, los autocaravanistas sí que hacemos gasto en los lugares que visitamos. Ayer, por ejemplo, estuvimos de mariscada en Cedeira y nos dejamos un buen dineral», comenta Javier.

Al igual que Paco Pena, ambos consideran que la comarca podría sacar más provecho del turismo de autocaravanas si hubiese más áreas específicas para este tipo de vehículos en zonas próximas a las playas, aunque fuesen de pago, como ocurre en Boiro, donde la noche sale por 3 euros o por 6 si es temporada alta. «Este tipo de turismo está en auge y sería una pena no aprovechar el tirón», advierte Pena.

Desde Asturias

Samuel y Javier son dos amigos que viajan juntos en autocaravana desde hace cinco años. Desde su experiencia, consideran que España no está bien preparada para rentabilizar este tipo de turismo: «En Portugal, casi todas las playas cuentan con áreas de servicios para estos vehículos».

.
JOSE PARDO

¿Se puede pasar la noche en Doniños?

Aunque esta señal clavada en los servicios dice que está prohibida la pernocta de autocaravanas en el arenal (la imagen se tomó el jueves), el Concello y la policía aseguran que sí está permitida, siempre y cuando no se desplieguen toldos ni mesas.

.
JOSE PARDO

Fuente:

La crónica del periódico incluye un vídeo comentado sobre la problemática

No hay comentarios:

Publicar un comentario