jueves, 13 de abril de 2017

"Moverse en autocaravana es una vida en libertad total"

TITULAR POCO AFORTUNADO...


Parejas, grupos de amigos y familias piden una legislación en España similar a la de otros países europeos e incluso Marruecos

13.04.2017 | 18:01

La familia Ruiz Díaz ha llegado a Pontevedra desde Cantabria. // Rafa Vázquez
Numerosos turistas hacen uso ya del área de autocaravanas a orillas del Lérez. Han llegado con motivo de la concentración organizada por la Asociación Galega de Autocaravanas, pero también por las vacaciones de Semana Santa. Todos coinciden en reconocer que el turismo con estos vehículos ofrece una libertad que no se consigue por otros medios. En este sentido, piden que España se ponga al nivel de otros países europeos e incluso Marruecos, donde muchos de ellos ya han estado. "Somos europeos y queremos que las cosas sean como en otros países, como Portugal o Italia", dicen.
Hay algo que une a los usuarios de autocaravanas, además de la pasión por el turismo, y es la libertad en la forma de disfrutarlo. En ello coinciden varios de los que ayer llegaron a Pontevedra, donde aparcaron sus vehículos. La primera área de autocaravanas de la ciudad puede decir, en plena Semana Santa, que está siendo todo un éxito.

Marta Díaz y Francisco Ruiz viajan con sus hijos, Álex, de cinco años, y Héctor, de tres. Llegan a la capital de la provincia procedentes de Cantabria. De costa a costa. "Mañana ya nos vamos (por hoy). Hemos estado de ruta por las Rías Baixas. El año pasado ya estuvimos en las Altas. Nos gusta mucho Galicia y es la mejor comunidad de España para las autocaravanas", aseguran.
La pareja lleva diez años viajando a través de este tipo de vehículos. "Empecé con una autocaravana de mi padre. Ahora esta es nueva. Hemos dado el relevo. Los niños ya han crecido viajando así", explica Francisco Ruiz, mientras saca las bicicletas de los pequeños del interior de esta particular "casa portátil".

Por Europa y África

También del norte del España han llegado a Pontevedra Rafael Basterretxea y María Concepción Cano. Son de Zierbena, en el País Vasco.

Hace unos veinte años que utilizan este vehículo para recorrer el mundo, y nunca mejor dicho, ya que ya han estado en diferentes países de Europa y África.

"Es una forma de viajar diferente. Tienes más libertad de movimiento, estás en armonía con lo que te rodea. Tenemos cuatro hijos y el mayor ya tiene autocaravana y el más joven caravana", informa Rafael Basterretxea.

Desde hace una década, la pareja pasa la Nochevieja en Marruecos. "Nos gusta mucho ir allí porque los extranjeros son muy bien recibidos. En el área de Agadir hay unas 1.000 plazas, que se llenan con europeos. Allí están muy bien preparados y reciben a los autocaravanistas con los brazos abiertos. En España todo son problemas. Nosotros somos europeos y queremos que legalmente aquí las cosas sean como en otros países, sin ir más lejos como en Portugal o Italia", recalca.

En su opinión, esto significa una pérdida de dinero cada año para el país, "porque los autocaravanistas consumen en hostelería". "Hay que pensar que la mayoría de ellos son personas prejubiladas o jubiladas con un buen nivel adquisitivo. Como mínimo, se gastan entre 30 y 50 euros al día en el lugar en el que paran", subraya.

El matrimonio vasco ya había estado en Pontevedra en dos ocasiones anteriores. La primera de ellas fue durante su luna de miel, en octubre de 1970. Entonces se alojaron en el ya desaparecido Hotel Universo.

"Esta área es de primera. Es ideal, todo un acierto", dicen en referencia a la de las orillas del Lérez ahora que ya han cambiado radicalmente su modo de viajar. "Moverse en autocaravana es una vida en libertad total", sentencia Rafael Basterretxea.

Cesáreo González y Natalia Dragulina viven en Santiago. La pareja utiliza la autocaravana desde hace seis años. "He probado todo tipo de formas de viajar: viajes organizados, cruceros, de mochilero... y ninguna me gusta tanto como esta", confiesa el gallego, que añade que de este modo se puede conocer mucha gente.

Además de haber recorrido buena parte de España, han estado ya en varios países de Europa y también en la tan alabada área de Agadir, en Marruecos.

"Me gustaría que algún día en España tengamos la misma infraestructura como en el resto de Europa, áreas con servicios de agua. De las que hemos visitado, la de Pontevedra es de las mejores en este sentido, también por su situación privilegiada", considera. "Pontevedra es un punto estratégico para moverse, además de que es una ciudad espléndida, agradable para pasear. En Vigo, por ejemplo, no hay área de autocaravanas".

Otra de las ventajas de moverse con estos vehículos es la libertad de hacerlo con animales de compañía. En su caso, su perro les acompaña siempre.

"Con la autocaravana llevas la casa a cuestas, pero, además, te gusta comer fuera y probar las cosas que hay en cada ciudad", cuenta.

La vida en vehículo como este da para muchas anécdotas. una de las que recuerda el santiagués tuvo lugar en Finlandia. "Un día paseando escuché a alguien ensayando música en español y me acerqué a saludar. Era un grupo formado por un nicaragüense, un cubano y un finlandés. Les acompañé durante quince días en su gira. Yo les apoyaba con los coros y la percusión. Llegamos a tocar en una de las saunas más grandes del mundo", rememora divertido.

No existe un perfil del viajero de autocaravana, pero estos días en Pontevedra predominan las parejas, grupos de amigos y las familias con niños. Por unos días serán vecinos rueda con rueda y estrecharán lazos que les dejarán en contacto, probablemente, para el resto de sus vidas.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario